Te invitamos a ser parte de la solución


Hola, tu puedes ser quien realmente haga un cambio por mejorar las condiciones de todos.
Ponte en contacto para ofrecerte como puedes ayudar a generar un cambio.

31 de julio de 2015

Limpiar el cabezal de la ducha

Los estudios demuestran que uno de cada 3 cabezales de duchas están contaminados con micobacterias resistentes al cloro (aparecen con un cambio de color en la ducha), que pueden penetrar en los pulmones y causar fatiga, debilidad y falta de aire.

¿Qué tiene de malo la ducha?

El problema es que se encuentra un ambiente oscuro, húmedo y cálido, ideal para el desarrollo de estas microbacterias de distintos colores.

Cada vez que uno frota el cabello, arroja shampoo rico en proteínas (un fertilizante de microbacterias) hacia el cabezal de la ducha, lo que impulsa aún más el crecimiento de estas bacterias.

 ¿La solución? Limpiarlo una vez por semana con un poco de agua y un cepillo de cerdas firmes.

30 de julio de 2015

Cerca de 4,3 millones de personas mueren cada año

Es debido a la contaminación del aire que respiran dentro de sus viviendas, señaló hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esa contaminación es producida básicamente por estufas de carbón, queroseno o biomasa, o bien por lámparas y calentadores que utilizan el mismo tipo de combustible.

Para reducir este fenómeno, la OMS publicó una guía de recomendaciones para reducir las emisiones de esos contaminantes en el hogar.

Entre otros puntos, la OMS aconseja suspender o disminuir el uso de carbón no procesado como combustible, ya que contiene elementos tóxicos como arsénico, plomo y mercurio.

Además, desaconseja la utilización de queroseno no sólo por ser un contaminante, sino por estar asociado con quemaduras, incendios y envenenamiento.

Ver link de la OMS:
http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=30958#.VGttGfmUdWh

26 de julio de 2015

Los grandes temores mundiales

El cambio climático es uno de ellos, pero si uno mira un poco más; en la solapa desplegable, se puede ver que hay mucho mas para tomar conciencia.

En la siguiente web se puede apreciar esas preocupaciones:

http://www.elconfidencial.com/mundo/2015-07-23/estudio-pew-research-center-preocupaciones-globales_940380/


25 de julio de 2015

Este mapa muestra cuáles son las ciudades que tienen la peor calidad de aire


La calidad del aire es uno de los temas ambientales que más preocupan a los científicos. Para monitorearlo, hay una herramienta online que gradúa la calidad del aire en diferentes ciudades del mundo. 

Ver link: http://waqi.info/   

El World Air Quality Index es un mapa que da el índice de calidad del aire (AQI, por Air Quality Index, en inglés) de la Agencia de Protección Ambiental estadounidense y se actualiza a cada hora. 

El índice mide la cantidad de ozono a nivel del suelo, la contaminación de partículas, monóxido de carbono y otros contaminantes. 

La calidad del aire bajo tu techo


La contaminación del aire en las viviendas y lugares de trabajo pueden contribuir al desarrollo de infecciones, en especial de las vías respiratorias, así como de dolores de cabeza, ojos secos, congestión nasal, náuseas y fatiga.


Hay maneras de mantener la calidad del aire interior, controlando a los principales contaminantes. 

Para mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren de asma u otras afecciones respiratorias, actualmente se considera fundamental como parte de su tratamiento el Control Ambiental, que consiste en disminuir al máximo el contacto con las sustancias desencadenantes de su alergia en la casa y en el lugar de trabajo.

Clases de aguas

Agua potable de suministro público y de uso domiciliario: es aquella que es apta para la alimentación y uso doméstico. No deberá contener sustancias o cuerpos extraños de origen biológico, orgánico, inorgánico o radiactivo en proporciones peligrosas para la salud. Deberá presentar sabor agradable y ser prácticamente incolora, inodora, límpida y transparente. Esta agua proviene de un suministro público (clorada), de un pozo o de otra fuente, como los purificadores de agua, que terminan por purificarla.

Agua de bebida envasada o potabilizada envasada: es agua de origen subterráneo o proveniente de un abastecimiento público que se comercialice, envasada en botellas u otros envases adecuados provistos de la rotulación reglamentaria y con conservantes.  

Agua mineral natural: de origen subterráneo, procedente de un yacimiento o estrato acuífero no sujeto a influencia de aguas superficiales y proveniente de una fuente explotada mediante una o varias captaciones en los puntos de surgencia naturales o producidas por perforación. El agua mineral natural debe diferenciarse claramente del agua potabilizada o agua común, dado su tenor en minerales y sus respectivas proporciones relativas; su pureza microbiológica original, la constancia de su composición y temperatura, y con conservantes. 

Agua mineral aromatizada o saborizada: producto elaborado con agua mineral natural, adicionada de sustancias aromatizantes naturales de uso permitido, y con conservantes. Se rotulará en el cuerpo del envase “Agua Mineral Aromatizada (o saborizada)”, seguida de la leyenda “con sabor natural de...” o “con aroma natural de...” (el que sea en cada caso). 

Agua mineralizada artificialmente: producto elaborado con agua potable adicionada con minerales de uso permitido, gasificada o no, envasada en recipientes bromatológicamente aptos de cierre hermético e inviolable, y con conservantes.

Bebidas sin alcohol o bebidas analcohólicas: las bebidas gasificadas o no, listas para consumir, preparadas sobre la base de uno o más de los siguientes componentes: jugo, jugo y pulpa, jugos concentrados de frutas u hortalizas, leche, extractos, infusiones, maceraciones, percolaciones de sustancias vegetales, así como aromatizantes/saborizantes autorizado, y con conservantes s.

Bebidas sin alcohol artificiales, gasificadas o no: se preparan con esencias artificiales o una mezcla de éstas con extractos naturales y/o esencias naturales y/o compuestos químicos aislados de las mismas, y con conservantes.


                                                                                                                                                         Fuente: código alimentario argentino.