Te invitamos a ser parte de la solución


Hola, tu puedes ser quien realmente haga un cambio por mejorar las condiciones de todos.
Ponte en contacto para ofrecerte como puedes ayudar a generar un cambio.

24 de febrero de 2016

La importancia del pH (Potencial de Hidrógeno)


El pH es una de las mediciones más comunes de laboratorio, porque muchos procesos químicos dependen del pH.
Peter Sorensen (1868-1939) estudió el efecto de la concentración de los iones de hidrógeno sobre las proteínas. Introdujo la escala de pH en 1909.

El pH es una medida de acidez o alcalinidad de una disolución. El pH indica la concentración de iones hidronio [H3O]+  presentes en determinadas disoluciones.

Con frecuencia, la velocidad o el ritmo de las reacciones químicas pueden ser alterados significativamente por el pH de la solución.

La solubilidad de muchos agentes químicos en solución y su disponibilidad biológica dependen del pH.

El  pH se relaciona mucho con la calidad del agua. Esto es así porque el cloro solo hace efecto si el pH del agua está entre 6,5 y 8.

Si el pH del agua es superior a 8 o inferior a 6,5, por más cloro que se añada este no actuará. Por ello es importante vigilar que el pH esté siempre entre 6,5 y 8.

La calidad del agua en una piscina depende directamente del pH, si no se le da mantenimiento puede provocar enfermedades a sus usuarios.

Son ácidas las disoluciones con pH menores que 7 (el valor del exponente de la concentración es mayor, porque hay más iones hidrógeno en la disolución).

Por otro lado, las disoluciones alcalinas tienen un pH superior a 7.

La disolución se considera neutra cuando su pH es igual a 7, por ejemplo el agua.

Usualmente la química fisiológica de los organismos vivos tiene límites muy específicos de pH.

En nuestras vidas modernas, prácticamente se ha probado en algún momento el pH de todo lo que usamos, es decir, en algún punto se efectúa una medición del pH del agua del grifo con la que nos cepillamos los dientes, el papel sobre el que escribimos, los alimentos que comemos o las medicinas que tomamos, por citar ejemplos.

Ver link:


4 de febrero de 2016

Ten buenos hábitos para ahorrar agua

Debido a que la cantidad de agua dulce es equivalente al 2,5-2,75 % del agua total en la superficie terrestre, es necesario que cada uno haga un uso responsable del agua que se obtiene de manantiales, lagos y mares.

Es por eso que se ha vuelto más necesaria la implementación de hábitos que ayuden a aprovechar mejor este valioso recurso, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes: 

  • Reparar todas las fugas de agua. 
  • Regar las plantas al anochecer para evitar la evaporación. 
  • Lavar el auto con balde y esponja, no con manguera. 
  • Ajustar el nivel de agua en el lavarropas. 
  • Cerrar la llave de la ducha mientras se lavan el cabello.
  • Cerrar la llave al lavarse los dientes o afeitarte.