Te invitamos a ser parte de la solución


Hola, tu puedes ser quien realmente haga un cambio por mejorar las condiciones de todos.
Ponte en contacto para ofrecerte como puedes ayudar a generar un cambio.

25 de junio de 2017

Cuidado con los gases del cloro!!!

Los vapores pueden afectar los ojos y las membranas mucosas, pero la mayor amenaza proviene de la inhalación de gases.

Mezclar lejía con aminoácido genera vapores muy tóxicos, se debe cerrar muy bien los recipientes.  
Si queda expuesto accidentalmente a los humos provenientes de la mezcla de cloro y amoniaco, retírese inmediatamente del lugar, diríjase al aire fresco y solicite atención médica de emergencia.
 
El cloro se produce a partir de la sal común; una de los minerales más abundantes y esenciales en la tierra.  
 
El proceso de producción del cloro es muy eficiente; el hidrógeno, un subproducto del proceso de producción, se utiliza como fuente de energía en muchas plantas de producción; y el hidróxido de sodio, otro subproducto, es un producto valioso y esencial que se utiliza para la fabricación de muchos productos industriales y de consumo.
 
El cloro se utiliza para la fabricación de lejía (cloro de uso doméstico), un producto que blanquea y desinfecta la ropa y las superficies de la cocina y el baño.  
 
La lejía diluida y las soluciones en agua son eficaces para matar los gérmenes que se encuentran en varias superficies del hogar y que pueden enfermar a las personas, esto incluye el norovirus (virus estomacal) y la gripe estacional.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario